27 febrero, 2017 Juan Vicente Cabrera

Consejos para una correcta respiración cuando haces ejercicio

Mucha gente cuando empieza la práctica deportiva tiene problemas con la respiración. Vamos a darte un par de consejos e indicaciones para que soluciones este problema de la mejor manera posible.

Para empezar, explicaremos como funciona el sistema respiratorio de una manera sencilla y básica. Durante el día a día, con la respiración normal, captamos suficiente oxígeno como para poder funcionar. Pero cuando realizamos ejercicio físico nuestra demanda de oxígeno aumenta sustancialmente. Por eso, si no tenemos una buena respiración la capacidad de absorber oxígeno será menor, nos quedaremos sin aire y tendremos que parar.

Aprender a respirar profundamente hará que nuestros pulmones aprendan a captar mejor este oxígeno. Pero cuál es la respiración óptima? Esta respiración ha de ser amplia y continuada. Y no te preocupes si al principio no tienes mucha capacidad. Los músculos pulmonares son entrenables y notarás mejora después de varias semanas.

Puedes empezar cogiendo aire por la nariz de manera constante mientras cuentas mentalmente hasta 4, 6 o lo que quieras. Y soltando el aire por la boca a la misma velocidad o ligeramente más rápido. Sabrás si te has pasado de la capacidad óptima si después de varias respiraciones empiezas a hiperventilar y sentir mareo. Por eso, asimilar estas técnicas de respiración deben realizarse de manera progresiva.

Nuestras recomendaciones son las siguientes:

  • Prueba alguna técnica de respiración profunda durante tu día a día sin que esté ligada al ejercicio físico. Mientras estás en la oficina, en casa viendo la tele, … cualquier momento es bueno para practicar estas técnicas. Con varios minutos será suficiente.
  • Empieza las dos primeras semanas de entrenamientos con intensidades bajas. Haz la carrera continua con pulsaciones bajas (por debajo del 60%). Esta intensidad no supondrá un esfuerzo ni el rango de mejora física será el óptimo, pero asimilaremos mejor la respiración junto con el ejercicio físico. De este modo, cuando vayas subiendo la intensidad, esta técnica estará interiorizada y no te costará mantenerla.
  • Utiliza los calentamientos de manera correcta. Mucha gente no se los toma tan en serio como debiera. Uno de los objetivos del calentamiento es el de aumentar la capacidad pulmonar.

Resumiendo, practicando técnicas de respiración en diferentes momentos del día, realizando un aumento progresivo de la intensidad durante las dos primeras semanas de entrenamiento, y realizando siempre un correcto calentamiento, conseguiremos interiorizar la respiración para poder centrarnos entonces en la mejora de las condiciones físicas para un mayor rendimiento.

Tagged: , , , ,

CONTACTA CON NOSOTROS!

No enviaremos Spam ni venderemos tu datos a terceros.